Quiénes Somos

Las crocheteras

Hace un año tres madres colombianas se conocieron en la ciudad de Bogotá, se enamoraron del crochet y en medio de agujas y lanas aprendieron a tejer. 

Con el crochet  descubrieron en todo aquello que pueden lograr cuando confían en ellas mismas,  en el talento que tienen sus manos y en el poder de su creatividad. 

La perseverancia hizo que siempre trabajaran juntas hasta convertirse en Las crocheteras. Ahora son artistas creadores de amigurumis, muñecos hechos a mano, llenos de arte , energía y  amor en cada puntada.

 

Numbers Speak For Themselves!

4800 +
Curated Products
+
Curated Products
+
Product Categories

Para tejer necesitas sincronizar tus ojos, tus manos y tu mente, cada objeto creado es el resultado de la perseverancia y la concentración de una mujer colombiana; en el proceso de crear el personaje usamos siempre los mejores materiales, hipoalergénicos, y de la mejor calidad, para que tus manos puedan sentir la suavidad y la pasión que tiene el mundo de las lanas.

Para tejer necesitas sincronizar tus ojos, tus manos y tu mente

Nuestras crocheteras

Hola, yo soy Yuliana Atertohua

Desde que conocí el crochet me he sentido muy bien,  a través del crochet he aprendido a tener paciencia y  a creer en mis capacidades. Además aprendí que todo lo que uno se proponga lo puede hacer realidad, con dedicación y perseverancia…es por eso que al crochet le debo mucho, porque me ha hecho una mejor persona.

Hola, soy Sandra Rodríguez

Mi experiencia con el Crochet no ha sido muy extensa, apenas inicié gracias a la profesora Paula, ella me brindó esta oportunidad, en Mayo ella llegó con su firme idea a nuestras vidas, habló tantas cosas bonitas del Crochet que a mis compañeras y a mi nos enamoró.

No fue fácil para ella y mucho menos para nosotras, solo paciencia y perseverancia.

Con esta oportunidad me llenó de muchas ilusiones y decidí poner de mi parte, aunque no fue fácil ya que nunca había vivido una situación así.

Y ahora me encanta, me gusta y es hermoso entender que todos somos capaces de hacer cosas estupendas con nuestras manos. Me siento excelente con todo lo que el Crochet me ha enseñado.

Wow¡¡¡ Y lo más difícil fue adaptarme a que yo soy capaz.

Hola Soy Erika Murillo

Mi experiencia con el crochet es maravillosa, hermosa, porque he aprendido cosas nuevas y personas maravillosas con las que se comparten ideas. Trabajar con lana es una experiencia linda y un poco complicada a la vez. Pero son momentos en los que nos ayuda a desestresarnos, a conocer nuestras habilidades, capacidades que tenemos. También es una ayuda económica la cual nos hace sentir útiles porque podemos aportar económicamente.

Al principio es un poco complicado porque estábamos acostumbradas a trabajar con el trapillo por lo que es más gruesos y los puntos se leen con más facilidad y hay más agilidad. Pero de igual manera es hermoso trabajar con él, son hermosos los trabajos que se pueden realizan.

La lana es más complicada pero nos deja hermosas experiencias, a mi me gusta trabajar con los dos materiales. Lo más difícil fue cuando empecé con la lana, ya que estaba acostumbrada al trapillo, pero como somos mujeres guerreras, nada nos debe quedar grande.

De las creaciones más hermosas que he trabajado con lana fueron los muñecos de navidad de los abuelos. Con el trapillo, la creación que más me gusto fue la mochila de colores y la canasta de Bob Esponja, aunque todos los trabajos tanto míos como los de mis compañeras son hermosos.

No siendo más agradezco su compañía y poder seguir trabajando con mis compañeras. A la profe agradecerle por todo lo que nos ha enseñado y por la paciencia que nos ha tenido,

Las quiero mucho.